Sistema Presencial para Oposiciones en Lugo

Sistema Presencial para Oposiciones en Lugo Cear Prisiones

Sistema Presencial para Oposiciones

Elegimos este sistema porque lo consideramos el más eficaz y eficiente para el alumno, lo que te permitirá alcanzar el objetivo con los medios más adecuados.

El sistema presencial es apropiado para facilitar la introducción en temas complejos: la legislación lo es, comenzando por la elemental comprensión del lenguaje jurídico, más aún sin conocimientos previos.

La flexibilidad individual que se produce en el aula proporciona una explicación detallada y ajustada a cada uno de los alumnos. Te ayudará a resolver las dudas durante el aprendizaje, facilitándote avanzar en la materia sin interrupciones que se alarguen más de lo necesario. Esto permite obtener un ahorro significativo de tiempo  a la hora del estudio y una asimilación profunda de los conceptos, siendo ambas cuestiones muy relevantes en un proceso selectivo, donde además de saber, es necesario competir.

La asistencia presencial sienta las bases imprescindibles para el complejo estudio posterior, porque facilita la tarea de memorización partiendo del entendimiento de la materia. Sin esta comprensión no es posible resolver las pruebas selectivas, especialmente los SUPUESTOS PRÁCTICOS.

En el Sistema de Cear Prisiones en Lugo

Durante la clase, los contactos con los compañeros, fomentan el aprendizaje cooperativo, es decir, los propios alumnos, al interaccionar, plantean, discuten o resuelven dudas, lo que también favorece la comprensión y memorización.

Por otra parte la participación activa tanto en la clase magistral como en la corrección de simulacros crea un ambiente basado en lo que se llama aprendizaje ecológico, en el cual los alumnos y el profesor se unen para debatir, exponer y finalmente resolver todo tipo de dudas. Los alumnos se convierten en los protagonistas de la resolución de los problemas, dotándolos de herramientas para que el día del examen puedan afrontar cualquier tipo de pregunta o dificultad no resuelta antes, saliendo airosos en ese contexto.  De hecho, y con relación a los SIMULACROS en el aula:

  • Conocerás con certeza tu nivel.
  • Comprobarás la asimilación de los conocimientos estudiados.
  • Desarrollarás nuevas estrategias para el futuro, según los resultados obtenidos.
  • Apreciarás el nivel de tus compañeros y podrás compararlo con el tuyo, aportando una visión objetiva de tu propio proceso.
  • Vivirás un “estado emocional” muy similar, lo que favorece una preparación mental ante el examen decisivo.

Estas destrezas, en los procesos de oposición, determinan una preparación completa y marcan realmente la diferencia entre obtener una plaza o no.

El contacto alumno-alumno y alumno-profesor: “el grupo”. Es un factor necesario ante el reto de una oposición, porque ejerce una función MOTIVADORA. Cuando trabajamos solos, la motivación puede menguar. La oposición es un proceso duro, y debes saber que pasarás momentos, y no pocos, de frustración y dificultad donde aparecerá la sombra del ABANDONO. Formar parte del grupo, te ayudará a seguir el RITMO de la oposición. Un ritmo muy alto, que requiere, pauta y control de los profesionales, además de motivación constante.

Cear Prisiones Oposiciones en Lugo
Preparacion para Oposiciones en Cear Prisiones

Durante la preparación para las oposiciones

El feedback, la retroalimentación que se crea en el aula y que tiene su fundamento en la interacción del grupo, favorece un escenario cálido que te ayudará a no rendirte en los momentos en que te verás superado por la dureza del proceso (esto es tan importante como el estudio para alcanzar el objetivo). El aula te introduce en un ambiente de estudio, te ayuda a centrarte y a establecer rutinas.

Cuando tomas la decisión de opositar, no debes obviar que te enfrentas a un período largo e indeterminado, nadie puede certificar el tiempo que tú necesitarás para aprobar la oposición. Enfrentarse a ese período con otras personas que están viviendo la misma situación, te posiciona en el mundo y disminuye el aislamiento que la preparación de toda oposición conlleva. Los compañeros de clase, podrán servirte de apoyo cuando estés más bajo, entenderán cómo te sientes cuando la dificultad arrecia, en definitiva, el aula favorece la EMPATÍA entre personas embarcadas en un mismo viaje. En igual sentido, asistir a clase conlleva conocer nuevas personas con las que compartes los mismos objetivos y planes de vida, esto genera relaciones personales sanas y estimulantes, lo que constituye, por qué no decirlo, otro punto a favor.

El contacto presencial con los profesores, además de resultar más cercano y humano que en otros sistemas, facilita la interacción espontánea y directa: Puedes consultar la duda con inmediatez, captas el lenguaje no verbal, facilita que el profesor entienda bien lo que preguntas, que tú comprendas bien la respuesta o puedas incidir en un matiz. Eso no significa convertir el aula en una jaula de grillos sino dotar al alumno, dentro de un orden, de un plazo ágil de respuesta.

A su vez, los profesores pueden constituir un espejo en que mirarse, “si ellos han podido, yo puedo también”. Su experiencia exitosa y el trato personal te ayudará a adquirir tácticas, que en ocasiones tendrán que ser cambiantes y adaptativas, y aprovechar oportunidades y consejos puntuales cada día que asistas a clase. Todo ello, son cuestiones que suman y en las que tu actitud será determinante.